fbpx

julio 8, 2022

0 Comentarios

Parte 1. Información: Lo que debemos saber

Las alergias alimentarias cada vez van en aumento, en países desarrollados ya se habla de un 10% de la población con alguna alergia de este tipo. Aunque se ha visto que las alergias alimentarias que se generan en la infancia pueden desaparecer con el paso de los años, para muchos niños no es así; por lo tanto, la vía más razonable que tenemos para hacer frente a este tema en nuestro hogar es la información y la prevención. Así que en esta primera parte nos enfocaremos en el primer punto: la información. Abordaremos las preguntas más frecuentes sobre las alergias alimentarias que hemos encontrado en las familias.

¿Qué es una alergia alimentaria y por qué sucede?

Debemos empezar por entender que una alergia alimentaria es una respuesta anormal o desproporcionada del sistema inmune desencadenada por la exposición a un determinado alimento.

A grandes rasgos, los alimentos contienen diferentes proteínas y cada una de estas tiene el potencial de actuar como alérgeno. Algunas de estas proteínas se encuentran de forma exclusiva en un alimento, sin embargo, otras se pueden compartir entre grupos de alimentos.

El diagnóstico de una alergia alimentaria implica, entre otros, la eliminación de este de la dieta, la revisión del etiquetado de las comidas preparadas o, incluso, el temor a comer alimentos elaborados por terceros y estar alerta por si aparece una reacción Esta situación altera la calidad de vida del niño y su familia. Por estos motivos, es muy importante hacer un diagnóstico correcto y de la mano de un profesional que justifique adoptar estas medidas.

 

¿Qué síntomas podemos tener en una reacción alérgica a alimentos?

En la mayoría de los casos los síntomas de las alergias alimentarias son leves; estos pueden ser muy variados, sin embargo, dentro de los más comunes se encuentran los siguientes:

  1. Mareos/vértigo
  2. Hinchazón de la lengua/garganta
  3. Sensación de hormigueo o picor en la boca o alrededor de esta.
  4. Piel enrojecida/sarpullido

En algunos casos se puede desencadenar una reacción grave, que puede llevar, incluso, a la muerte si no se atiende a tiempo, esta se conoce como anafilaxia y comúnmente inlcuye dos condiciones:

  1. Vías respiratorias pulmonares restringidas
  2. Disminución severa de la presión arterial y shock

¿Qué es un alérgeno?

Los alérgenos son sustancias que pueden provocar una reacción alérgica. En algunas personas, el sistema inmunitario considera a los alérgenos como “extraños” o “peligrosos”. Como resultado, el sistema inmunitario reacciona para defenderse en contra del alérgeno. Aunque todos los alimentos se consideran potencialmente sensibilizantes y se han identificado más de 160 alimentos que causan alergias alimentarias a los individuos sensibles, los alérgenos “prioritarios” son realmente pocos.

¿Cuáles son los principales alérgenos?

Se habla de un grupo de 8 alérgenos “prioritarios”; estipulados por la FAO a nivel mundial; sin embargo, bajo la legislación europea se habla de un grupo de 14 alérgenos. Se considera que el grupo de los 8 alérgenos “prioritarios” cubre el 90% de las reacciones alérgicas documentadas.

Es muy importante, como familia, si alguno de los miembros es alérgico o sensible, leer cuidadosamente la lista de ingredientes de la etiqueta de todos los alimentos que se vayan a consumir.

Para conocer la mejor forma de introducir los alérgenos en nuestros niños y de esta forma, reducir la posibilidad de incidencia de alergias alimentarias en ellos, podemos revisar la segunda parte sobre este tema donde abordaremos este punto.

8 alérgenos “prioritarios”.

14 alérgenos.

¿Cómo podemos saber si un alimento tiene algún alérgeno?

Con el fin de proteger la salud de los consumidores y que todos los productores de alimentos entreguen información de utilidad y seguridad para sus clientes, la FAO/OMS han establecido un código alimentario donde se regula la identificación clara de los alérgenos o que contenga alguna proteína derivada de uno de estos alérgenos. Las demás organizaciones propias de algunos países se han alineado con estos requerimientos.

De este modo, en cada etiqueta podemos encontrar la información del alérgeno de dos formas:

  1. Entre paréntesis: en la lista de ingredientes inmediatamente después del ingrediente considerado alérgeno. Ejemplos: harina (trigo); suero (leche); lecitina (soya)
  2. Finalizando la lista: terminada la lista de ingrediente debe encontrarse la declaración. Ejemplos: “Contiene maní”; “Contiene soya y leche”.

Sin embargo, no es obligatorio declarar la posibilidad de tener alérgenos presentes en el producto por contaminación cruzada durante la fabricación, esta condición es completamente voluntaria para los fabricantes; al no ser obligatoria, es muy importante verificar las marcas que realizan esta declaración sobre todo para familias con miembros sensibles o alérgicos, de modo que podamos evitar reacciones y consumir alimentos con más tranquilidad. Esta información la podemos ver en la etiqueta como: “Puede contener soya/maní/huevo”; “Producido en una instalación que también utiliza soya/leche/maní”; “Este producto se elabora en una planta donde se procesan productos que contienen huevo/maní/nueces”.

Referencias:

• https://www.fao.org/fao-stories/article/es/c/1475251/
• https://www.fao.org/fao-who-codexalimentarius/es/
• Valdesoiro Navarrete L, Vila Sexto L. Alergia a alimentos mediada por IgE. Protoc diagn ter pediatr. 2019; 2:185-94.

ACERCA DE LA DRA NATALIA ALBAN

Dra Natalia Albán

👩🏼‍⚕️Pediatra y mamá 🤱🏼Lactancia materna y porteo ergonómico 🥒Nutrición infantil 🧠Neurodesarrollo 👩🏼‍🤝‍👨🏻Crianza Respetuosa💞

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>